News Release Header
For Immediate Release:
March 02, 2012
Media Contact:
Alejandra Castro-Núñez
acastro@miamidade.gov
305-375-4942

Protéjase del robo de identidad médica


(MIAMI, 2 de marzo del 2012) – Si usted recibe una factura por servicios médicos que usted nunca recibió, podría ser una señal que su información médica puede haber sido expuesta. Otro tipo de robo de identidad es el robo de identidad médica donde los ladrones de identidad usan información personal y de salud para recibir tratamiento médico, medicina con receta médica y algunas veces hasta cirugía.  Además, según la Comisión Federal de Comercio (FTC, sigla en inglés), la agencia de protección al consumidor más importante del país, personas deshonestas que trabajan en un entorno médico podrían usar su información para presentar facturas falsas a compañías de seguro.  A decir verdad, esta misma mañana la FTC reveló sus categorías tope de quejas del 2011 y por el 11er  año consecutivo, el robo de identidad encabezó la lista.                                       
¿Así es que como sabe si pudo haber sido una víctima de este serio delito económico?  Las siguientes son unas pocas pistas que podrían revelar señas del robo de identidad medica.                                        

El robo de identidad médica puede alterar sus récords de seguro de salud y médicos.  Cuando una persona usa su identidad para recibir tratamiento, se crea un récord con la información médica del impostor que podría ser confundida como información médica suya – digamos, un grupo sanguíneo diferente, un historial erróneo de abuso de alcohol o drogas, resultados de pruebas que no son suyos, o un diagnóstico de una enfermedad, alergia o condición que usted no tiene.  Cualquiera de estos podría resultar en tratamiento inapropiado, que entonces podría resultar en una lesión, enfermedad o algo peor.          

Desgraciadamente, no hay ninguna manera infalible de evitar el robo de identidad médica completamente. Sin embargo usted puede disminuir sus riesgos a un  mínimo al seguir los siguientes pasos ofrecidos por la FTC.    

Además, cuando visite la oficina de un doctor, averigüe como protegen su información personal.                             

La Dirección de Asuntos Comerciales y Protección del Consumidor del Condado de Miami-Dade le sugiere que evite compartir información personal como su número de Seguro Social, información de la cuenta de su seguro o detalles acerca de la condición de su salud o médica por Internet o por teléfono.  Sin embargo, si usted decide compartir su información en línea, busque indicaciones que el sitio Internet es seguro, como la imagen de un candado en la barra de estado del navegador o un URL (sigla en inglés, localizador uniforme de recursos por Internet) que empieza con “https:” (la “s” quiere decir seguro).                                                      
Si a usted le parece que alguien usa su información personal inapropiadamente, llame a la Comisión Federal de Comercio por el 1-877-ID-THEFT (1-877-428-4338).