News Release Header
Para Divulgación Inmediata:
Abril 04, 2011
Enlace de Prensa:
Marta Martinez-Aleman

306-636-2331

La Vicepresidenta Edmonson presenta nueva legislación para combatir la amenaza que representa  la venta ilegal de alambres de cobre


El 4 de abril del 2011, la Comisión del Condado de Miami-Dade aprobó por unanimidad la ordenanza patrocinada por la Vicepresidenta Audrey M. Edmonson cuyo propósito es fortalecer las regulaciones que deben cumplir los procesadores de chatarra de metal  y los chatarreros.

La Vicepresidenta Edmonson presentó esta ordenanza como respuesta a las quejas que recibió de los electores sobre los apagones del alumbrado público debido a que los ladrones  roban los alambres de cobre y los venden a los procesadores de chatarra y a los chatarreros a cambio de sumas significativas de dinero. Al comentar sobre el robo que tiene lugar a lo largo de su comunidad, la Vicepresidenta afirmó que los residentes del Distrito 3 “están muy preocupados porque la oscuridad en las vías públicas afecta la seguridad y el bienestar de la comunidad”.

Tras llevar a cabo investigaciones más a fondo, la oficina de la vicepresidenta  logró determinar que este problema estaba extendido por todo el condado y que el robo de metal era común en los cables del alumbrado público, las señales de las vías, las tapas de las alcantarillas, las urnas de los cementerios, los hogares y los comercios.  Los miembros de la comunidad, los empresarios y las organizaciones sin fines de lucro exhortaron a hacer cumplir lo dispuesto en nuestro código.   

La ordenanza combina estatutos estatales con los artículos ya dispuestos por el código del condado, a la vez que fortalece las disposiciones relacionadas con la venta de “artículos restringidos regulados”. Estos incluyen artículos como las señales de las vías y las tapas de las alcantarillas.  

“Quitar los alambres de los postes de la luz pone en peligro la seguridad de nuestros residentes y cuesta dinero a los contribuyentes cuando el personal del condado debe reemplazar y reparar los daños. Esta ordenanza pone sobre aviso a los chatarreros y los procesadores: no permitiremos el sistema de ‘efectivo y carga’, dijo la Vicepresidenta Edmonson. “Si disponemos de un registro exacto de las ventas, como en las casas de empeño, podemos averiguar quién es el comprador y quien es el vendedor en cualquier transacción ilegal. Esto hará mucho más difícil a los chatarreros poder vender alambre obtenido ilegalmente. Queremos que los chatarreros legales puedan continuar sus operaciones y puedan contribuir a la economía del condado”.   

Para obtener más información sírvase llamar a la oficina de la Vicepresidenta Edmonson por el 305-636-2331.