News Release Header
Para Divulgación Inmediata:
Mayo 18, 2012
Enlace de Prensa:
Marta Martinez-Aleman

305-636-2331

La Vicepresidenta Edmonson solicita una revisión de las reglas estatales con respecto a la suspensión de estudiantes


La Vicepresidenta Audrey M. Edmonson desea que el Departamento de Educación del estado revise la política de suspensión de estudiantes que mantiene a los estudiantes fuera de los recintos escolares.

La Vicepresidenta Edmonson impulsó una resolución, aprobada por la Comisión del Condado el 15 de mayo del 2012, que pide que el departamento repase su ley de suspensión fuera de la escuela que permite que distritos escolares adopten sus propias políticas de suspensión dentro y fuera de la escuela.

Las suspensiones fuera de la escuela retiran temporariamente al estudiante de todas las clases y actividades patrocinadas por la escuela que se celebran en el recinto escolar y hace que los padres sean responsables del estudiante suspendido y de sus tareas escolares.  En cambio, la suspensión dentro de la escuela coloca al estudiante en un programa alternativo bajo la supervisión de personal del distrito escolar.  El estudiante permanece en el recinto escolar y tiene acceso a la materia del curso requerida, al aporte de las maestras y la orientación adulta.

“Yo creo que aunque los estudiantes que se portan mal en la escuela deberían verse afectados por las consecuencias disciplinarias, ellos también deberían permanecer en el recinto escolar y no deambular por las calles durante las horas escolares”, dijo la Vicepresidenta Edmonson.  “Si es que Trayvon Martin hubiese sido suspendido bajo las reglas de suspensión dentro de la escuela, quizás hubiésemos podido evitar una tremenda tragedia”.

Según información obtenida por la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de los EE.UU., los estudiantes que forman parte de minorías se enfrentan a una disciplina escolar más severa y es mucho más probable que niños afroamericanos sean suspendidos o expulsados que sus pares.  La información más reciente disponible de una encuesta de escuelas públicas del 2009 señala que estudiantes afroamericanos componen el 18 por ciento de la población de muestra pero 35 por ciento del total que es suspendido por lo menos una vez y 39 por ciento de los que son expulsados.

El superintendente de las Escuelas Públicas del Condado de Miami-Dade seleccionó recientemente un comité ad hoc para revisar el Código de Conducta Estudiantil, incluyendo las suspensiones dentro y fuera de la escuela.