News Release Header
Para Divulgación Inmediata:
Mayo 29, 2012
Enlace de Prensa:
Bernardo Escobar

305-222-2116

El Comisionado Souto se dirige a la comunidad musulmana con un mensaje para aclarar sus comentarios apasionados en la Comisión


«He leído la opinión de Fred Grimm “¿Es un complot o solo una casa enorme y fea?” publicado en la sección Local de The Miami Herald el jueves, 24 de mayo del 2012.  He disfrutado de los artículos del Sr. Grimm durante años. Sin embargo, son erróneos los comentarios satíricos que exacerban y toman a la ligera la intolerancia hacia cualquier comunidad. El comentario sarcástico del último párrafo que tal vez yo “con gusto cambiaría el código para dejar fuera solo a cierta clase de gente… Ustedes saben a lo que me refiero” no solo no condice con mi larga trayectoria como funcionario público, sino que sencillamente es falso.

«El Sr. Grimm tomó algunos comentarios que yo hice en un discurso largo y apasionado e hizo que parecieran peores cuando los unió a su columna. Me disculpo con la comunidad musulmana por las palabras que haya pronunciado a causa de mi frustración con el departamento de Construcción de Miami-Dade y su director por permitir que se construya esta edificación en mi comunidad sin una audiencia pública. Este mismo departamento acosa a propietarios de años de esta misma comunidad por construir un cobertizo, una parrilla o un cenador en el fondo de su casa o una terraza techada y los obliga a gastar $10,000 para someterse al proceso de una audiencia pública o gastar cientos de dólares en un permiso de demolición para destruir la estructura. 

«Soy un funcionario público elegido por los electores y debiera medir mis palabras al hablar porque todo lo que digamos suena peor cuando se lee impreso más tarde. No obstante, soy humano y no me considero un político.  No soy de los que leen discursos políticamente correctos y perfectamente redactados desde un estrado o usando un apuntador óptico escritos por una panda de escritores profesionales de discursos.  Yo hablo con el corazón y como a menudo hacemos la mayoría de nosotros, yo fustigo cuando me frustro y enfado con los burócratas de nuestro gobierno.  Como todos nosotros, yo también cometo errores cuando el nivel de frustración y enfado aumenta.  Cuando cometo errores, yo quiero que mis amigos me los indiquen y dejen saber para que yo pueda corregir los errores y aprender de ellos.                         

“La comunidad musulmana me ha apoyado y me ha brindado su amistad por mucho tiempo y yo estoy muy agradecido y orgulloso de este vínculo tan fuerte.  Yo también he respaldado a la comunidad musulmana con generosidad.  Cuando la comunidad musulmana solicitó una furgoneta para su proyecto Downtown para repartir comida a los desamparados y a los ancianos, yo brindé mi respaldo inmediato y total.  Cuando la comunidad musulmana necesitaba capital semilla para una clínica gratuita, yo me presenté incondicionalmente también.  Mis hermanos musulmanes me han invitado a orar con ellos.  Yo he compartido pan y comida muchas veces con mis hermanos musulmanes.  Como Comisionado del Condado, yo nombré personalmente a un representante de la comunidad musulmana a la Junta de Relaciones Comunitarias del Condado de Miami-Dade.  Para el 60º aniversario de la independencia de Pakistán, la Sociedad Cultural Paquistano-Americana me presentó su galardón más alto, ‘Un amigo de Pakistán’, como reconocimiento por mi amistad y buena voluntad hacia Pakistán y la comunidad Paquistano-Americana.                                         

“El jueves, un grupo de líderes de la comunidad musulmana, la mayoría de los cuales he conocido por muchos años, vino a reunirse conmigo durante una de mis reuniones bimensuales con la población. Nos sentamos alrededor de un círculo y hablamos sobre estos asuntos con el corazón.  Ellos estuvieron de acuerdo con mis inquietudes con respecto a la edificación que fue construida sin cumplir el proceso apropiado y eso no es un asunto ni de raza ni de religión.  No obstante,  el artículo en el Herald los ofendió y me explicaron que algunas de las declaraciones que yo manifesté en un instante de frustración con la Administración del Condado pudieron ser ofensivas para miembros de su comunidad.  Yo reiteré algunas de las declaraciones de mis constituyentes que también están muy frustrados y enfadados con nuestro gobierno del Condado sobre este asunto durante una discusión agitada y sin querer ofendí a mis amigos en la comunidad musulmana.  Una vez más, les ofrezco mis sinceras disculpas a mis amigos.                                         

“Este es un asunto de una edificación que no tiene remotamente ni la escala ni el carácter del distrito residencial de casas unifamiliares que existen donde se construye.  La Sección 33.5 del Código del Condado de Miami-Dade dice lo siguiente: ‘Todo edificio construido será de un estilo arquitectónico y de un color que armonizará con los recintos y con otros edificios en el mismo vecindario.  Toda duda que surja al respecto será referida a la junta de zonificación apropiada para que esta haga su recomendación’.  Esto significa que cuando una edificación no armoniza con el vecindario, tiene que ir ante el Consejo Comunitario local para que se celebre una audiencia pública para la cual los vecinos tienen suficiente aviso de antemano y tienen la oportunidad de atestiguar durante la audiencia.  Ese proceso no se cumplió aquí.                                 

“Según su artículo, el dueño de la casa casi terminada insiste que el construye una vivienda familiar para su madre nacida en Cuba.  Este joven, de poco más de treinta años, le construye una linda casa de tres pisos y 35 pies de altura a su madre, con casi 9,000 pies cuadrados de espacio habitable compuesto por 11 baños y 9 dormitorios, una cocina comercial, un ascensor comercial y enormes atados de cables electrónicos de alta tecnología que entran en la estructura.  La pieza para rezar/para hacer ejercicio (como aparece en los planos que están archivados con el Condado) en el tercer piso de la casa de su madre tiene 70 pies de largo por 27.33 pies de ancho o 1,913 pies cuadrados.  La superficie del tercer piso por si sola es mayor que la superficie total de la mayoría de las casas alrededor.                                 

“La razón por la cual gobiernos locales a lo largo de los Estados Unidos tienen códigos de zonificación es para proteger la inversión más preciada y valiosa de la mayoría de las familias que es su hogar y el carácter residencial de su vecindario.                                  

“Este no es asunto de racismo como usted insinúa en su artículo.  Este es asunto de sentido común y lógica con respecto a la colocación de una edificación gigantesca que ha costado varios millones para construir en un vecindario unifamiliar de clase media con casas de una escala modesta. 
Si estuvieran construyendo esta casa en ‘Horse Country’, Redlands, Coral Gables, Cocoplum, Coconut Grove, Miami Beach o cualquier otro lugar donde hay mansiones que miden 10,000 pies cuadrados, no sería ningún problema y no causaría ningún alboroto.  No obstante, si yo veo algo que no tiene sentido común desde ningún punto de vista y está en completa contradicción de todas nuestras leyes de zonificación, yo tengo que expresarme.  La culpa no es del dueño de esta propiedad ni de los propietarios unifamiliares de la comunidad; la culpa es de los profesionales del Condado que contratamos para que regulen la planificación y la construcción de estas estructuras y en los cuales confiamos para que protejan el carácter residencial y la calidad de vida de los propietarios que han vivido en estos vecindarios residenciales por muchos años”.